Urrea de Gaén - Historia - Ruta del Tambor y Bombo. Tierra de Pasión
16179
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16179,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Urrea de Gaén – Historia

About This Project

A pesar de no saber a ciencia cierta el origen de la Semana Santa en Urrea de Gaén, pues no se tiene documento alguno, sí es cierto que, tal y como nos ha llegado hasta nuestros días la tradición, podríamos asegurar que el origen está en la Orden Franciscana, que promovió la creación de los calvarios para la práctica del Vía Crucis. La construcción del Calvario de Urrea de Gaén se realizó a finales del siglo XIX, y se tiene documentado que, alrededor del año 1885, algunos vecinos del pueblo comenzaron a tocar el tambor en Semana Santa.

La Semana Santa urreana ha ido evolucionando a lo largo de la historia hasta la que conocemos actualmente. A lo largo del siglo XX podemos distinguir dos etapas, que tienen su punto de separación en la guerra civil española:

Primera Etapa (1885-1936): A principios de siglo, las celebraciones eran austeras y con poca participación los tambores. Hay constancia de que ya se “rompía la hora”, aunque no era a las doce de la noche, sino a las dos de la madrugada del Viernes Santo en la plaza de la Muela. También se hacía procesión de “los despertadores” a las cuatro de la mañana y “El Santo Entierro” al atardecer. Posteriormente, en los años veinte, aparecieron los “alabarderos” (soldados romanos), que hacían guardias en el Monumento.

Segunda Etapa (de 1936 hasta nuestros días): Con los sucesos de 1936, desapareció la agrupación de los “alabarderos”, recuperándose en 1952. En el año 1976, se formó un grupo de cornetas, que pasaron a formar parte de dicha agrupación junto con los lanceros y sus tambores. También las Imágenes, peanas y Monumentos se destruyeron durante la guerra civil, por lo que se han ido reponiendo de forma progresiva hasta llegar a las siete peanas que forman parte, hoy en día, de las procesiones de la Semana Santa urreana. Al finalizar la guerra civil, se generalizó el uso del pañuelo blanco al cuello (en sustitución de la camisa blanca), y se pasó a llevar el tercerol al hombro en lugar de llevarlo en la cabeza.

En los años setenta (al igual que en muchos otros ámbitos sociales) se incorporaron las mujeres tocando el tambor y el bombo en las procesiones. Cabe destacar que la participación femenina en las actuales procesiones de Urrea de Gaén alcanza una proporción similar a la masculina.

En la actualidad, en cada procesión participan unos 350 tambores y unos 180 bombos, cifra muy importante para una localidad cuya población está entorno a los 600 habitantes.

Organización de las procesiones: La procesión va encabezada por un estandarte que porta uno de los franciscanos. A continuación, le siguen tres filas(dos de tambores y la central de bombos) todos con túnica negra.

Siguiendo a los tamborileros van las peanas, siguiendo el orden cronológico de la pasión y muerte de Cristo. Acompañan a las peanas los hermanos y hermanas de la Venerable Orden Tercera de San Francisco y las Esclavas de La Virgen, además de chicas vestidas de Hebreas, Samaritana, Verónica y Las Tres Marías. Cerrando las procesiones, siempre va el grupo de alabarderos con su banda de tambores y cornetas.
El Santo Entierro es una de las procesiones más importantes, donde se mezcla el sentimiento de respeto cristiano por la muerte de Jesús, con el redoblar de los tambores y bombos por las calles estrechas y serpedeantes de la localidad.

Vestimenta: La indumentaria de los tamborileros de Urrea de Gaén consta de una túnica negra, tercerol al hombro del mismo color y un pañuelo blanco al cuello, que es la característica que más lo diferencia respecto a los de otras localidades.

Tradiciones: Cabe destacar que en las procesiones de 2005 se recupera la tradición de “los despertadores”. En la procesión de “La Oración del Huerto” que se celebra el Viernes Santo a las 00,30h, los cantos de “los rosarieros” de la localidad acompañarán a los redobles de los tambores por las calles de Urrea.

Si hay que destacar una característica de la Semana Santa de Urrea de Gaén, es su familiaridad. Nuestra Semana Santa se destaca porque en ella se involucra todo el pueblo, ya sea con los tambores, llevando peanas o acompañando en la procesión. La tranquilidad de sus calles el resto del año, se rompe el Jueves Santo a las doce de la noche, dando paso al redoble casi continuo que concluye el Sábado Santo a las ocho de la tarde. Durante esas horas, el pueblo entero se transforma y acoge a decenas de urreanos, ausentes el resto del año, que vuelven año tras año a vivir en primera persona la magia y el encanto de la Semana Santa urreana.

Category
Historia
Tags
Ruta, Tambor y bombo
Idioma