Calanda - Historia - Ruta del Tambor y Bombo. Tierra de Pasión
15961
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-15961,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.5,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

Calanda – Historia

About This Project

El 15 de Mayo de 1.595 fue bendecido el primer calvario de la población, por este motivo se organizó una procesión desde la parroquia hasta el cerro de Santa Bárbara portando 3 grandes cruces de madera. Tras la expulsión de los moriscos, tuvo lugar el conocido “Milagro de Calanda” a través del cual le fue restituida una pierna a Miguel Juan Pellicer Blasco por la Virgen del Pilar. Este acontecimiento motivo el regalo de una armadura completa de manos de Felipe IV y que se ha convertido en el personaje de Longinos en las procesiones calandinas. El uso del tambor como instrumento, se remonta a 1.127 cuando fue usado para avisar de las invasiones árabes, y Mosén Vicente Allanegui sacerdote de Calanda, reseña en su manuscrito “Historia de Calanda” que la tradición del toque de tambor ya existía en 1.856. Fue este sacerdote quien organizó muchos de los ritos y celebraciones que perviven hoy en día, fundó la Cofradía de “La Dolorosa” y compuso la célebre “Marcha Palillera”.

Al principio sólo se tocaba en la procesión del pregón, después se amplió a la del entierro para acabar permitiendo el toque desde mediodía. Los tambores (sin bombos al principio) se distribuian en dos largas filas. La cofradía de las esclavas se fundó en 1.897 y se compone de chicas jóvenes vestridas de riguroso luto con el escapulario de la Virgen de los Dolores. Se encargaban de organizar y repartir los personajes de las procesiones. El Miércoles de Ceniza, al atardecer, las cofradías se reunen en un lugar pactado para comenzar los ensayos de los toques. El Jueves Santo, se celebra la Cena del Señor donde acude la cofradía del Santísimo portando hachas encendidas y posteriormente se lleva a cabo el lavatorio de pies. El Viernes Santo a mediodia se rompe la hora, luego se distribuyen por las calles de la población, para reagruparse más tarde ceca del templo del Pilar.

Category
Historia
Tags
Ruta, Tambor y bombo
Idioma